MENSAJES NUEVOS
E
¿Cual es tu Visión? ¿Qué es lo que siempre has deseado hacer? ¿Cuál es el deseo de tu corazón? ¿Cuál es tu sueño?
LEER MÁS
E

Si quieres servir a Dios tu tienes que saber tienes que tener una actitud correcta frente al dinero.

LEER MÁS

E
En nuestra vida hay un espacio que solo lo llena Dios. Y nosotros necesitamos regresar a nuestra fuente que es Dios. ¿Cómo se hace esto? LEER MÁS
E

El fracaso es la prueba de la grandeza. Estuvo dispuesto arriesgarse al fracaso por  causa de la aventura de confiar plenamente en Jesús.LEER MÁS...

El Apóstol Osvaldo Díaz esta casado con la Apóstol Adriana Díaz, llevando un matrimonio de 23 años en bendición y de testimonio. Tienen 3 hijos: Agustin, Damaris y Daniela los cuales sirven a Jesucristo junto a sus padres.

El Apóstol Osvaldo Díaz comenzo años anteriores múltiples y florecientes negocios en su país Argentina, los cuales los dejó por obedecer el llamado a servir a Jesucristo.

La Apóstol Adriana Díaz luego de tener una carrera judicial de 20 años y habiendo llegado al máximo de su cargo, renunció al mismo, para servir a Dios junto a su esposo.

Actualmente son los pastores fundadores del Ministerio Celebración Osvaldo Díaz Ministries, el Apóstol Osvaldo Díaz es Director de la Escuela de Líderes, Presidente de Word of Fire Christian University.

La Apóstol Adriana Díaz es Directora de Alabanza, Coordinadora y Vicepresidente de Word of Fire Christian University.

 

 
Historia de la Iglesia

Este ministerio se inicio el 2 de diciembre del año 2004, con un grupo de tan solo ocho personas, y cinco niños, dispuestos con todo su corazón a servir a Jesucristo.

Sin tener edificio propio Dios les abrió una puerta en la ciudad de Chapel Hill, y el Pastor Ron Wood , Senior Pastor y fundador de Celebration Assembly of God, quien ama profundamente al pueblo hispano. Les dió la posibilidad de tener los servicios en su edificio, y de esa manera poder así fundar Celebración Osvaldo Díaz Ministries.

Al año siguiente ya contaban con una membresía de cincuenta personas y el trabajo como Pastores fue muy arduo pues todas eran personas que no conocían nada de Cristo, que eran nuevos en el evangelio, y muchos de ellos fueron sanados, liberados y restaurados en muchas áreas de sus vidas, y enseguida comenzaron a servir en la iglesia.

El Señor los bendijo cada día y al mes de mayo del año 2007 ya contaban con cerca de 330 miembros y siempre con el objetivo de ver una multiplicación mayor. Se destacó en la congregación un deseo por la alabanza y el júbilo constante, observando cómo adultos y los niños danzan en la presencia del Señor.

Comenzando el año 2008 lo denominamos "Año de crecimiento sin límites". Sin duda, crecimos en número, pero Dios nos sorprendio permitiéndonos poner en marcha la universidad Word of Fire Christian University. Esto trajo en los hermanos el deseo de profundizar en el estudio de la Palabra de Dios, entonces, comprendimos que hubo un crecimiento muy grande en el área espiritual.

Comenzando el año 2009 denominado "Año de Conquista". Se crearon los ministerios de Ancianos y Ujieres. También hemos levantado una Pastora en el Ministerio de Niños y un Pastor de Sonido. Ambos sirven al Señor con una fidelidad tremenda.

Sin ninguna duda creemos que Dios tiene más para nuestra Iglesia y nos movemos en la dimensión de lo sobrenatural de Dios. Por ello personas han dado testimonio de como el Señor depositó dinero milagrosamente en sus cuentas bancarias.

En este año vemos como oramos a Dios y Él inmediatamente trae una respuesta a sus hijos. en todas las áreas de sus vidas, espiritual, como emocional, financiera y familiar.

Pero, como el Señor dice en su Palabra que: “Aquel que comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el fin“, podemos decir que Celebración Osvaldo Díaz Ministries es una iglesia joven y con una unción fresca del trono de la gracia de Jesucristo, y Dios está haciendo maravillas con cada uno de sus miembros.

Nos preparamos para lo que viene, y lo que viene es lo mejor. Fuimos creados en el cielo, sembrados en Argentina, y enviados a la Unión Americana y desde aquí…hasta lo último de la tierra. Deuteronomio 1:11.