LA TRAMPA DE LA OFENSA

LUCAS 17:1-4.

 

1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas !!ay de aquel por quien vienen!

    2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.

    3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.

    4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

 

UNA PERSONA QUE CREE EN EL SEÑOR JESUCRISTO COMO SU SALVADOR NO QUIERE PECAR.LA FE NOS CAMBIA POR DENTRO MIENTRAS QUE EL AMOR DE DIOS NOS LLEVA A LA SANTIDAD.

LA PALABRA  DE DIOS DICE QUE DIOS  ES “CLEMENTE Y  MISERICORDIOSO, LENTO PARA LA IRA Y GRANDE EN MISERICORDIA“.

JESÚS ESTABA TENIENDO UNA CONVERSACIÓN CON SUS DISCÍPULOS, EL LES ESTABA LLAMANDO LA ATENCIÓN CON RESPECTO A AQUELLOS QUE PONÍAN LA TENTACIÓN EN EL CAMINO DE ALGUIEN PARA QUE ESA PERSONA CAYERA.

POR ESO CUANDO MENCIONA LA PALABRA “TROPIEZOS“, SE PODRÍA TRADUCIR COMO OFENSAS, TRAMPA O ARTIMAÑA.

FÍJENSE QUE ESTA ADVERTENCIA NO ERA PARA LOS DE AFUERA SINO PARA LOS DISCÍPULOS.

Lucas 17: 1 , dijo Jesús es imposible que no vengan los tropiezos, ¡ pastora! “Me ofendieron, nunca pensé que esto me iba a pasar a  mi“

¿Quién lo dijo? El Señor lo dijo, así que cuando a usted lo ofendieron no ocurrió nada que el Señor no dijo que ocurriría.

¿Tú sabes que permanecer resentido por una ofensa es una de las grandes trampas del diablo?.

Cuando tu te sientes ofendido, caíste en la trampa.

¡Cuantas veces se perjudica a otro por la forma de actuar!

Nadie peca en el vació. Siempre otros son afectados.

Y Dios quiere que nosotros, los hijos de Dios tengamos en muy buen estado nuestro corazón.

Por eso vamos a entender por que a veces hacemos cosas que no queríamos hacer.

Y luego fue más específico: “si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.“

Y aún más, Jesús envía una fuerte advertencia de no ser tropiezo para los nuevos en la fe, los que todavía no están maduros.

Pues esto no agrada a Dios porque Efesios 4:15 nos habla de “seguir la verdad en amor“. 

Entonces el verdadero amor se demuestra quitando esos pecados que pueden pasar inadvertidos.

Las epístolas de Juan nos hablan permanentemente del amor a Dios y el amar a los hermanos. 1 Juan 4:20

20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?

 

El amar a Dios debe expresarse en amor por los demás hermanos en la fe.

“El perfecto amor que hecha fuera el temor“…hace que el odio huya.

Cuando te ofende el que esta muy cerca tuyo

Salmo 55 : 12-14

“...12   Porque no me afrentó un enemigo, Lo cual habría soportado; Ni se alzó contra mí el que me aborrecía, Porque me hubiera ocultado de él; 13 Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, Mi guía, y mi familiar; 14Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos, Y andábamos en amistad en la casa de Dios.

¿Quién te ofendió? Acaso el que servía junto contigo al Señor, el que ayudaste cuando estaba sin trabajo, eran tan amigos que se contaban los secretos, hasta abriste tu casa.

David dijo; si hubiera sido un enemigo no me hubiese dolido, porque por ejemplo si tu vas en tu auto y alguien te dice “ inútil “

Seguramente no le darías importancia, porque no le conoces, pero aquí David dice ; fuiste tú compañero, con el cual andábamos en amistad en la casa de Dios.

“No podemos evitar que vengan las ofensas”.

Lo que ocurre es que muchas veces necesitamos una sanidad profunda, entonces Dios viene a tu vida y te dice:

“Todavía tengo que sanarte, todavía hay cosas en tu vida que están muy guardadas en tu corazón, y que ni siquiera te estas dando cuenta que están estorbando en tu vida.“

“Ese pensamiento que sigue girando en tu mente y es un pensamiento que se formo en tu vida“.

Romanos 11:16 en su segunda parte dice: “Si la raíz es santa, también los son las ramas.“

Esto quiere decir: “Lo mas profundo de tu vida no se ve, pero si eso que no se ve esta sano, lo que se vea va a estar sano.“

Hay quienes dicen “No entiendo por que hace un año, dos años que estoy en una depresión profunda y no puedo salir.“

O cada dos por tres entras en un “bajón“ que ves todo color gris.

Mira que interesante : Hoy Dios quiere abrirte los ojos, y que tu veas que puedes tener una raíz de amargura y no darte cuenta.

Por eso Dios tiene que sanarnos por completo, y lo primero que tengo que sanar es la raíz.

Podemos llevar una sonrisa, y por dentro nos sentimos muy mal, y esa sonrisa nadie se la cree.

Por eso Dios dice tengo que sanar en primer lugar la raíz.

Y eso te roba la unción, también la bendición, por eso el Señor dice que cuando estés orando debes perdonar.

Porque cuando tu estas ofendido los cielos están cerrados para ti.

No hay un fluir, se detiene tu crecimiento, estas alejado.

Tal como el hijo pródigo que dice la palabra que volviendo en sí , se dio cuenta de donde estaba.

ROMANOS 7:19-23  Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.

    20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.

    21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.

    22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios;

    23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

Como les decía al principio, una persona que cree en Jesucristo no quiere pecar, quiere obedecer, pero el deseo de pecar esta presente.

El pecado es parte de la naturaleza del ser humano, y le llamamos “nuestra vieja naturaleza“, “naturaleza de pecado“ o “nuestro viejo hombre“.

 ROMANOS 6:6

Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

1 TESALONICENSES 5:23

  Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

El pecado esta siempre latente pero somos nosotros los que elegimos, ceder o santificarnos.

Vivir en la carne, atacados por demonios, cediéndoles terreno, o vivir llenos del Espíritu Santo. (la oración es omnipotente)

Están los que creen que han sido tratados injustamente.

¿Por qué? Por rumores, por comentarios, por malas interpretaciones.

Entonces ellos llegaron a la equivocada conclusión que los trataron injustamente

Lee conmigo Proverbios 18:19 “...19El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar...”

Trate de convencer a un ofendido y dígale que esta equivocado.

“El hermano ofendido es mas tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar”

¿Usted sabe lo que es una alcázar?

Están en España país donde se puede ver lo moderno con lo antiguo.

Y es ahí donde se visualizan los alcázar, son pequeñas comunidades, que están rodeadas por unos muros, es algo cerrado.

¿Cómo tu entras a una ciudad fortificada?, hay muros inmensos, que no te dejan entrar o salir.

Ahora ¿Cómo tu convences a alguien que está herido? Si creen que fueron tratados injustamente.

Si hoy tu te sientes ofendido/a, Dios tiene que hacer una obra en tu vida, pero tu tienes que abrir tu corazón para que el Señor pueda sanar tu interior.

Porque estar herido es un pecado que no parece pecado.

No se puede tener victoria y crecimiento en la vida espiritual si hay pecado activo.

Pero nosotros debemos desear intensamente ser libres del pecado que estemos dispuestos a rendirle todo nuestro ser al Señor.

Pero, ¿Cómo hago para dejar de pecar?

Tomar del poder de Dios que esta  mi disposición, o nunca lo podremos vencer.

Una vez que lo recibimos en nuestro corazón, como Señor y Salvador, ese poder esta en nosotros.

Salvador porque, Él te salva de ti mismo, del pecado y de la condenación.

Y Señor porque Él tiene que tener el Señorío en tu  vida, Él tiene que pasar a ser el primero en tu vida.

Recuerdan la historia del rico y Lázaro, el rico tenía una vida espléndida, con banquetes,  con todas las comodidades.

Lázaro estaba en la puerta del palacio, pobre lleno de llagas que hasta los perros lamían sus heridas.

Ahora si tu tomas como modelo a Lázaro estas validando la pobreza, la miseria y las llagas.

De esa manera terminas invalidando la prosperidad y la bendición.

Al igual que esta historia se ha dado cuenta que hay gente que necesita que los perros laman sus heridas.

Por eso tu necesitas discernimiento del espíritu para no caer en el lazo del diablo.

Dile al que está a tu lado: “Prepárate, siempre vas a tener un perro disponible para lamerte las heridas“

Alguien que no tiene mentalidad de reino.

Ahora tu tienes que ganar tu batalla, porque en el momento en que tu aceptas  la ofensa te trasladas al valle de sombra y de muerte.

Porque salir de ahí es algo muy difícil, a menos que Dios a través de su Espíritu te ilumine

1 Corintios 6: 7 – 8

“...7Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que

tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís

más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser

defraudados? 8Pero vosotros cometéis el agravio, y

defraudáis, y esto a los hermanos...”

Es parte del oficio, acepta el agravio, rompe el cheque, no te vengues, la venganza es del Señor.

 Génesis 50: 19- 20

“...19Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios? 20Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo...”

¿Que podemos decir de José que no se haya dicho?

Quiero decir algo, escuche bien esto, ninguna persona, ningún pariente ni circunstancia, te puede sacar del propósito que Dios tiene para tu vida.

Mire Jesús fue ofendido, traicionado por sus íntimos, el que dormía en el pecho de Jesús lo abandonó, cuando mas le necesitó él no estaba allí.

Dice Hebreos 2 que Jesús fue perfeccionado por aflicciones, es decir, lo que le pasa a usted, Jesús lo pasó primero, la victoria de Él no es una victoria con ventaja,  si Él lo consiguió nosotros también podemos porque Él vive en nosotros.

Apocalipsis 3: 18

“...18Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas...”

“Colirio para que veas”

Una persona ofendida piensa que esta bien, no se ve a  si mismo.

El colirio representa la revelación de la palabra.

Como el hijo pródigo, está mal que viva entre los cerdos, está mal que coma algarrobas, esta mal que ande fétido y pobre.

“En la casa de mi padre hasta el último trabajador tiene abundancia de pan…”

Y dice que recobró la razón, hoy espero en el espíritu que recobres la razón,  y como dice Pablo en Efesios que “sean alumbrados tus ojos del entendimiento“, y que puedas ver.

Que no está bien que estés amargado/a, que estés ofendido/a con alguien.

Que te levantes porque si Dios ha permitido esto es  porque Él te mostrara todo lo que está mal dentro de ti. ¡ Aleluya!

Comienza a bendecir a las personas que te ofendieron, tráelos a tu memoria, y perdónalos.

Niégate a caer en la trampa de la ofensa, hoy el Señor te hace libre de la gente,

No mirarás mas atrás, sino mirarás hacia el futuro glorioso que Dios tiene preparado para ti.

Dios te bendiga.

Apóstol Adriana Díaz.