COMO QUE TE HUNDES

Mateo 14: 29 al 31.

Aquel que no ha fracasado en algo, tal hombre, no puede ser grande. El fracaso es la prueba de la grandeza.

Pedro caminaba sobre el agua con paso inseguro, sus pasos al Igual que su fe eran inciertos.

Estuvo dispuesto arriesgarse al fracaso por  causa de la aventura de confiar plenamente en Jesús.

Y en ese momento Jesús no iba a húsar el fracaso de Pedro como pretexto para descartarlo.

El tomo muy en serio la fe del Apóstol, que tenia al fin y al cabo algunas lecciones por aprender, pero… comienza rescatándolo.

Jesús rescata a Pedro antes de regañarlo. Tanto su rescate como su llamado de atención son evidencias del amor de Jesús por Pedro.

Creo que esta es una de las preguntas mas importantes de la vida. ¿Por qué el fracaso es energizante para algunas personas, y para otras es tremendamente paralizante?

Todos experimentamos el fracaso  y a nadie le gusta, a nadie le agrada.

Pero para algunas personas el fracaso se convierte en un aguijón que los impulsa o los empuja al nuevo aprendizaje, a una nueva persistencia mas profunda, a un compromiso mas vigoroso o a tener un corazón mas valiente.

Para otros el fracaso  produce derrota total, una sensación de desaliento, perdida de esperanza, deseo de esconderse y una decisión secreta en lo mas intimo del ser, de no volver a salir de la barca nunca mas.  

La forma, la manera y las reacciones de la gente frente al fracaso hacen una enorme diferencia en sus vidas.

Los que son capaces de aprender del fracaso, conservando una noción profunda, o teniendo una mente clara de su propio valor y ordenando la motivación para tratar de nuevo, estos se convierten en maestros administradores del fracaso.

Definición: es la obstinación que proviene de ciertas tendencias emocionales mas que por sobre cualquier otra cosa, (Un ejemplo, el entusiasmo y la persistencia frente a los contratiempos o dificultades de la vida o del diario vivir), son el combustible que te llevan a seguir intentándolo o a dejarlo todo.

Observemos un tiempo de fracaso en la vida de uno de los hombres mas aventureros que han vivido, el Rey David.

Las escritura relatan sucesos maravillosos en la vida de David, fue Ungido por Samuel como rey de Israel, derroto al mas temible y formidable enemigo de Israel, Goliat, el Rey Saúl lo selecciono como el mejor guerrero y músico, el ejercito lo amaba, las personas escribieron canciones sobre el, Saúl mato a sus miles, David a sus diez miles.

David supo lo que era caminar verdaderamente sobre el agua,  pues supo confiar en Dios, y por un largo tiempo todo lo que toco se convirtió en oro, iba de camino al Palacio.

Luego ocurrió algo extraño, una por una todas las cosas maravillosas que se le otorgaron le fueron arrebatadas , David perdió su empleo,  con el perdió su salario y su seguridad, ya no servia en el ejercito de Saúl.

Después perdió a su esposa, luego tubo que huir a Rama, lo perseguía Saúl para matarlo, llego a casa de Samuel quien lo ungió por rey sobre Israel, se entero Saúl y tuvo David que huir de nuevo,  corrió a su mejor amigo Jonatán, este no levantaría su espada contra su padre Saúl, por consecuencia David huyo una vez mas y se encontraba solo.

Su empleo y matrimonio terminaron en fracaso, su mentor Samuel ya estaba muerto, su mejor amigo había salido de su vida,  todo empeoro.

Luego de fracasar tratando de encontrar refugio en Gat, “David  se fue de Gat y huyo a la cueva de Adulan” .

Estaba en la cueva de Adulan, pero podemos pensar que se llamaba la cueva del fracaso.

La cueva es donde te hallas cuando, pensabas que estabas por realizar grandes logros, como tener una familia, o dirigirte firmemente a donde nadie se dirigió antes y se te hace claro que las cosas no saldrán como las soñaste.

Quizás hoy alguien aquí este en la cueva, tal vez sea por decisiones necias.

Tal vez sea por circunstancias que no pudiste controlar, lo mas probable es que sea una combinación de estas dos ultimas cosas.

Tal vez estés en la cueva de la desesperación o la depresión, o la necesidad financiera, tal vez es probable que los sueños acerca de tu futuro laboral, o acerca de tu familia no se hallan realizado.

Cualquiera sea la razón tal vez hoy estés en la cueva.

Si no estas allí, espera un poco, lamentablemente allí llegaras, nadie planea estar en la cueva, pero, tarde o temprano, todos tenemos que pasar un tiempo en la cueva.

Lo mas difícil de estar allí es que comienzas a preguntarte ¿Será realmente que Dios ahora me escuchara? ¿Olvidará Dios sus promesas? ¿Sabrá Él que estoy aquí, en este lugar? ¿Saldré algún día de esta cueva? ¿Moriré aquí? ¿Me perdonará Dios por lo que he hecho?.

Hay otra gran cosa que debes de saber, La  cueva es el lugar donde Dios hace su mejor obra, es el lugar donde te encuentras con Dios quieras o no.

En 1 Samuel 30: 6, dice la palabra que David se fortaleció en Jehová, no tenia otra opción, no había otra salida lo único que le quedaba era fortalecerse en su Dios.

Cuando toda seguridad, toda utilería fue quitada y toda muleta donde te apoyas fue quitada, ha sido arrebatada, cuando alcanzo el punto del fracaso total, David se animo a si mismo en el Señor.

El Salmo 142 es un Salmo para los habitantes de la cueva.

Apóstol Osvaldo Díaz.